By: joelabonia On: abril 29, 2016 In: MAS Comments: 0

#BLOG15 

(Rut 1:16-18)

Las películas, sobre todo las que hablan de viajes al futuro, siempre muestran una vida perfecta, como si se hubieran tomado todas las decisiones correctas en el pasado permitiendo llegar a un futuro soñado. Confieso, haber querido en más de una ocasión que mi vida fuera un película, la verdad a veces he vivido momentos difíciles que han tardado mucho tiempo y siento como si nunca fueran a terminar. En las películas no pasa eso, simplemente todo (o casi todo) es perfecto, y al final termina encajando en la mejor historia posible, o dando un resultado lindo u óptimo que atrapa a quiénes la ven. Bueno, pues lamento decir que la vida no es una película, o tal vez sí, lo que pasa es que en las películas, las partes más tristes siempre son más cortas y se enfatizan menos. Pero, piensa bien, y te darás cuenta que hasta hoy tú vida ha sido una película, donde has tenido momentos de acción, felicidad, tristeza, ira, sufrimiento, emociones encontradas, momentos perfectos, días horribles, y todo lo que pudieras encontrar en una película que te guste (excepto las de terror, ¡esas no cuentan!).

Muchas veces quisiera viajar al futuro y vivir mi vida perfecta en el futuro, el trabajo, la casa, la familia, el carro, en fin todo lo que siempre soñé, y sin tener que esforzarme tanto para lograrlo. Seguro también estás interesado, ¿verdad?

Pues es muy fácil lograrlo, te vendo la máquina del tiempo 5000 (es broma). Rut, nuestro personaje de hoy, tuvo momentos claves en su vida. Yo le llamo momentos clave, a los momentos donde hay que tomar decisiones importantes, aunque en realidad todas las decisiones pueden afectar lo que Dios quiere para nosotros. Esos momentos claves que te hacen llorar y que te ponen en un punto donde es muy difícil saber cuál es el camino correcto. Rut no tenía ningún compromiso con su suegra, su esposo (el hijo de Noemí) ya había muerto, y ella estaba libre, así que podía irse, volver a su casa, vivir como siempre había vivido, todo “perfecto”. Aunque estaba el otro camino, dejar su historia y su familia, y hacer una nueva historia, un nuevo Dios, nuevas costumbres; ella había conocido un poco a Dios, y decidió jugarse por Él. En ese momento clave, Rut sabía que el Dios que había conocido, era el verdadero, que habían sido los mejores años de su vida, y que había visto cosas diferentes; así que sin pensarlo tanto, le insistió a su suegra, hasta que ella no tuvo más remedio que llevarla a donde iba.

La vida se construye con decisiones, tal vez hayas perdido tiempo (yo he perdido mucho), pero si decides por Dios, Él te llevará por el camino correcto y en el tiempo correcto. No importa cuánto hayas fallado, o cuántas veces hayas tomado malas decisiones, Dios quiere arreglar tu camino, arreglar tus pasos y que camines con Él. Nuestra página (en Facebook) estará por cambiar, y eso es a lo que quiero motivarte hoy, a que tomes una decisión; este es tu momento clave, el momento de decidir no vivir más como antes, cambiar tus costumbres incorrectas y que sólo te alejan de Dios. Este es el momento de vivir para lograr el futuro soñado, ese futuro al que sólo te puede llevar Dios.

Recuerda ¡Tu vida es una película, pero tú eres el que decide de qué genero será! 😀

 

Diseño por

Jonathan Centeno

Escrito por

David Avendaño

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *