By: joelabonia On: abril 17, 2016 In: MAS Comments: 0

¿CUÁNTO HAS VOLADO?

(Mr. 1:35-39)

El martes me levante muy tarde para ir al trabajo, me alisté y mi excusa fue “No tengo tiempo para hablar contigo” leí el versículo de mi devocional (Marcos 1:35-39) y lo único que pude decirle a Dios fue: “háblame durante el día de la forma en que tú quieras”, y salí a trabajar.

Estaba en la oficina haciendo un informe para entregar y de repente se abrió una pantalla con un aviso sobre los requisitos que un piloto debe cumplir para comenzar a hacer viajes comerciales, los que me conocen saben que me distraigo fácilmente, así que comencé a leer. A mí, me encanta estar en lugares altos, poder ver toda la ciudad, sentir el aire con fuerza, esa tranquilidad, ese silencio, definitivamente “volar me hace sentir más cerca de Pá”.

La vida de un piloto siempre ha despertado demasiado interés en mí, no por el hecho que gane mucho, si no por el hecho de que la mayor parte del tiempo se encuentra volando. Algo que llamó mi atención mientras leía era el número de horas de vuelo que deben cumplir los pilotos, en ciertos casos son 200 horas; en otros, 1500 horas de vuelo, como mínimo.

En ese momento Dios me habló y fue fuerte, y recordé mis palabras antes de salir “háblame durante el día de la forma en que tú quieras”. Él me hizo la siguiente pregunta: Y tú, ¿Cuánto has volado? – Y sin poder responder siguió diciendo – para un piloto sus horas de vuelo son su entrenamiento, su momento de preparación, son un requisito; un piloto no puede quedarse sólo con la teoría, él necesita ir a la práctica. Para ti, como adorador, tus “horas de vuelo” son tu tiempo conmigo, es donde te voy a dar las fuerzas, donde te voy a revelar mis secretos, donde me vas a conocer, donde vas a escuchar lo que quiero que hagas, donde vas a aprender a pilotear de la forma que yo quiero.

Entonces no pude más, tuve que parar mi trabajo e ir a un lugar solo y hablar con Él, pedirle perdón y empezar a pasar tiempo de vuelo con el mejor piloto.

Que sea hoy un día para preguntarte: ¿Cuánto tiempo de vuelo llevas? Quizá, ¿no has despegado? ¿Vas por la mitad? O tal vez, ¿Sobrepasaste el nivel de requisito?

Posiblemente consideres que no tienes necesidades o requisitos como “piloto”, porque apenas estás empezando con Dios o en la Iglesia, y no perteneces a ningún grupo activamente, o simplemente nunca has asistido a una Iglesia. Pero no pienses eso, porque Dios sólo quiere pasar tiempo con quienes parecen muy santos o quienes tienen cargos importantes, Él quiere pasar tiempo contigo. Tu vida se puede comparar a un vuelo y seguramente quieres tener un vuelo cómodo y tranquilo, y llegar a un buen destino. Pues bueno, Dios te invita hoy a pasar más tiempo con Él, sólo así sabrás cómo debes volar.

¡Vuela más alto con Dios cada día!

Diseño por:
Jonathan Centeno

Escrito por:
Maria Claudia García

Trackback URL: http://iccva4.org/cuanto-has-volado/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *