By: joelabonia On: febrero 17, 2016 In: MAS Comments: 0

“SIGO MIRANDO TUS OJOS” (Mt. 14:22-34)

La historia aparece en tres de los cuatro evangelios (Mateo, Marcos y Juan). Sólo Mateo cuenta cómo Pedro camina sobre las aguas. Marcos agrega que Jesús los vio “fatigados” porque luchaban contra la marea y que cuando Jesús se subió la tormenta se detuvo, y Juan cuenta que apenas Jesús subió a la barca, llegaron a su destino olvidémonos por estos momentos de todo lo que ya sabemos de esta historia, para dejar que Dios nos hable como quiera.

Vemos que en la historia:

1. Jesús los envió solos en un barco: (vr. 22) Lo primero que Jesús hace es darles una misión y un destino, además cabe recordar que Jesús les prometió que más adelante los alcanzaría.

2. Empezó una tormenta que los atemorizaba: (vr. 24) Algunos de los discípulos eran pescadores de toda la vida, así que si estaban tan asustados la tormenta debía ser MUY fuerte.

3. Jesús los vio fatigados pues el viento estaba en su contra: (Mr. 6:48) Aunque Jesús parecía estar lejos, vio su esfuerzo y desesperación por superar la tormenta y decidió ir a buscarlos.

4. Pedro camina sobre el agua: (vr. 28) Fue el único que se arriesgó a pedirle a Jesús una prueba de que era él y Jesús lo invitó a caminar sobre el agua, pero al ver las circunstancias y la fuerte tormenta comenzó a hundirse, Jesús le pregunta ¿Por qué dudaste de MÍ? ¿Cuántas veces has dudado de Él?

6. Adoraron a Jesús: (vr. 33): Al ver que cuando Jesús se subió a la barca y la tormenta se detuvo y lo que había pasado con Pedro, adoraron a Jesús. ¿Por qué no hacerlo desde el principio?

7. Jesús sube a la barca la tormenta se calma y llegan a su destino: (Mr. 6:51; Jn. 6:21) Invita a Jesús a tu barca, Él es el único que puede calmar las tormentas y llevarnos a Su destino para nosotros. Por último, Hebreos 12:1-3 nos enseña que sólo necesitamos fijar nuestros ojos en Jesús y a través de eso podremos despojarnos de toda carga y pecado que nos impiden correr la carrera.

solo “Sigo mirando tus ojos”

 

 

Escrito por

David Avendaño

Diseño por

Jonathan Centeno

Trackback URL: http://iccva4.org/sigo-mirando-tus-ojos/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *