By: joelabonia On: abril 04, 2016 In: MAS Comments: 0

TÚ ERES EL ELEGIDO  

(Jer. 1:4-5 TLA)

 

Confiar en Dios es más difícil de lo que te gustaría admitir. Estás de acuerdo con Dios en cuanto a lo que hay que hacer, pero es raro que le preguntemos cómo Él quiere usarte. Mucha gente confía en Dios sólo cuando lo que Él dice está de acuerdo con sus propios propósitos, planes, sueños y anhelos. Pero cuando no es así, es muy difícil obedecer o seguir a Dios, porque parece que Sus planes no van contigo, o que se equivocó de persona. Recuerda que Él siempre tiene la razón, y Sus planes son perfectos.

Normalmente las circunstancias de un momento (sobre todo si es difícil) te limitan y no vas más allá. Dios te conoce, y te creó; te pensó, así que el lugar donde Él te puso no es casualidad, tu familia, tu colegio, universidad o trabajo; tu iglesia o comunidad, algún ministerio o grupo al que pertenezcas; todos los lugares donde perteneces o tienes el potencial para hacerlo, es porque Él lo hizo con un propósito. Uno de los propósitos es que seas una persona relevante y de impacto, en dondequiera que estés. Así que tú eres el elegido para marcar tu familia, colegio o Universidad, Iglesia o comunidad; en fin, todo lo que te rodea. Aquí te dejo tres aspectos que debes tener en cuenta para cumplir el propósito de Dios en tu vida:

1. Arriésgate: Dios siempre piensa en grande, así que vas a tener que tomar decisiones “difíciles” y algunas veces parecerán hasta raras, pero en la Biblia podemos ver que quienes se arriesgaron por cumplir lo que Dios les había dicho que hicieran, recibieron lo que Dios había prometido. No tengas miedo, y lánzate a cumplir los planes de Dios.

2. Cree: Confía en que tienes un Dios poderoso y sabio, que tiene todo bien planeado, y aunque para ti sea rara la idea, cree que Él sabe lo que hace, porque TODO lo sabe.

3. Obedece: La obediencia es muy importante para Dios, y si has leído nuestros blogs anteriores sabrás que Él prefiere la obediencia, y eso le impresiona. Simplemente haz lo que se te pidió, no agregues ni quites cosas, pues Dios sabe porqué organiza Sus planes de la manera en que lo hace.

En la Biblia, se cuenta la historia del profeta Oseas, él conocía su llamado y tuvo que enfrentar una situación difícil, pero entendió que si creía, obedecía y se arriesgaba impactaría a su generación y haría que ellos volvieran a Dios y, ¿qué crees que pasó? Se cumplió su propósito en la tierra y Dios impactó esa generación a través de lo que Oseas hizo por Él.

Sé que mientras leías este blog, Dios te recordaba que tú eres el elegido, aunque dudes y no tengas fuerzas ni te creas la persona correcta, Él nunca desistirá de ti; ni tus errores, debilidades, pasado ni nada hará que Él deje de querer cumplir Su propósito contigo, pero ahora es tu turno de decidir, ¿Qué harás para cumplir los sueños de Dios e impactar a quienes te rodean? ¿Seguirás igual? ¿Estás dispuesto a arriesgarte por Él?

¡Dios te eligió, así que deja de mirar atrás y camina en fe y obediencia hacia lo que Él soñó para ti!

 

Escrito por:

Karol Gualdron

Diseño por:

Jonathan Centeno

Trackback URL: http://iccva4.org/tu-eres-el-elegido/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *